viernes, 12 de abril de 2013

La entrevista al Maestro FIDE Amado Palma Almendra





Amado Palma almendra es Ingeniero Biomédico. Es catedrático y da clases de cálculo y Geometría Analítica en la Universidad Tecnológica, en Bachilleres y en CONALEP. Dentro del ámbito del ajedrez es Maestro FIDE, fue Campeón Nacional en 1988 y fue Seleccionado Olímpico, Campeón estudiantil inter bachilleres, Campeón de Universidad Autónoma Metropolitana, Campeón del Distrito Federal Campeón Estatal de Quintana Roo, Premio Estatal del Deporte como entrenador. Conduce el Taller de Ajedrez de Todoniñ@s.

Una entrevista a Amado Palma

¿Maestro, donde Nació?


Nací en Ojitlán, Oaxaca

¿Como aprendió ajedrez, quien le enseño?

Aprendí a los seis años, observando a mis hermanos, uno es Pediatra y otro Doctor en Física. Jugaban eternamente entre estudio y estudio. Allí aprendí. Tengo facilidad para los juegos de concentración. Soy muy malo en pláticas y socialité. Ellos me enseñaban entre movimiento y movimiento. Jamás les gané una partida. Creo que era por respeto.

¿Donde usted nació se jugaba ajedrez?

Allá no se conoce el ajedrez, solo existe un billar, como en el cuento de García Márquez “En este pueblo no hay ladrones”

¿Recuerda sus primeros torneos?

Jugué la primera vez a los 16, ya vivía en México cuando estaba en lka una preparatoria Existía en ese entonces el Injuve y nos trasladábamos a todos los torneos de aventón

Háblame del ajedrez.


El ajedrez es el rey de los juegos. El mal jugador siempre pierde y no hay compasión para él. El favorito del público es el mejor. El ajedrez es atrayente porque solo nosotros influimos en el resultado. El ajedrez es como la novia del pueblo. No importa qué tan lejos huyamos, siempre regresaremos


El ajedrez, con sus reglas estrictas, tiene una faceta desconocida, que no aparece en los manuales, ni en libros, mucho menos en las películas, una especie de sustancia mágica que de vez en cuando emerge en medio del aburrimiento de jugadas prefabricadas, entre dos contrincantes desconocidos en cualquier lugar y en cualquier momento y que hace que la madera cobre vida y se mueva por sí misma, que las piezas de repente gesticulen en algunos momentos del juego, como si nos transmitieran algo desde sus casas cuadriculadas y es en ese preciso momento donde debemos quedarnos quietos y dejar que nos lleven a donde ellas quieran, a cualquier lugar y tiempo y que su capricho nos destierre por unas horas (o tal vez para siempre) de nuestro mundo para perdernos en otro inmenso y permanente, el de la imaginación. Sin temor, con la mirada atenta y la mente abierta.


¿Donde estudio?


La primaria la estudié en Ojitlán, la secundaria en una escuela militar en Tuxtepec ( excelente preparación) la prepa en Bachilleres en México, se me hizo fácil por la preparación de secundaria



¿Cómo fueron sus tiempos, cuando usted se integró al ajedrez?



Creo que en esos tiempos el ajedrez mexicano era más inspiración que estudio. Solo pocos podían acceder a los famosos informadores. Raúl, Alberto, Carlos, Mario o Frey eran eternos, hasta que llegó Marcel y los borró del mapa. Con él entramos otros jugadores estudiosos.



¿Quiénes eran Raúl, Alberto, Carlos, Mario, Frey y quienes fueron los estudiosos?



Raúl Ocampo, Alberto Campos, Carlos Escondrillas, que ya murió, Mario Campos y Kenneth Frey.



Nosotros estudiábamos más (Espinoza, Russek, González Mata) así que no les temíamos. Hurtado y Alberto Leal tenían enorme talento, pero eran un poco flojos



El Club México


A este club asistían Russek Espinoza, Hurtado y González Mata. Ellos se hicieron con el maestro Ferriz, Estudiaban todas las tardes.



¿Quien fue Jesús Rodríguez?



Un Jugador cubano. Yo le debo mucho al maestro, igual que Manuel López Michelone y otros. A Manuel le decíamos Dorian Grey porque solo envejecía cronológicamente. Incluso hoy parece un joven desocupado. Le cuento una anécdota, con López Michelone jugué mi primera partida de Torneo, la cual duró como 8 horas, ambos teníamos 16 o 17 años. La partida duró tanto porque los dos éramos muy “pensones”. Yo recuerdo que fue tablas. El dice que yo gané, en fin... esa partida con Michelone fue catastrófica. Los dos éramos muy inmaduros. El árbitro era Báez y por nuestra culpa, este llegó muy tarde a su casa

Sus primeros triunfos



A los 16 años, en bachilleres, hacían torneos cada año. Gané tres veces un viaje a Acapulco y muchos balones. Obviamente yo pedía la lana, que eran 1500 pesotes.



¿Cuál fue su primer torneo donde triunfo, como el campeón?



Gané el Campeonato del Distrito (No recuerdo el año) . Gané en Puebla el Nacional Abierto (Creo que en el 86)


López Michelone.


El no se juntaba mucho con la plebe... jajaja Jugaba (creo que aún) en el club Merecenarios, muy exclusivo. Yo jugué en Tacuba 15, el Metropolitana, que era muy mal visto por los demás porque se cruzaban apuestas. Pero gracias a ese club podía pagar mis colegiaturas en la UAMI . Sí, les quitábamos su lanita a los adultos que iban al Metropolitano y a veces perdíamos todo, jajaja



¿Qué diferencia hay entre los amigos de la escuela y los del ajedrez?



Mis mejores amigos son del ajedrez, aunque tengo amigos de la Universidad, pero no como ellos. Gustavo falcón, Gumersindo Mondragón y yo siempre andábamos de un torneo a otro Nos íbamos de aventón y comíamos comidas "corridas" jaja. Si ganábamos comíamos como la gente decente. Los amigos se hacen porque las pasan bien o mal. Con Gustavo Falcón por ejemplo, vinimos a dar hasta Cancún y hasta las Vegas. Cruzamos sin pasaporte, como mojados. Jaja. Siempre con el dedo gordo...



¿Qué recuerdos tiene de Jesús Rodríguez?



Era un excelente maestro y un fuerte jugador cubano Campeón de Cuba en 1969, 1971 y 1972 , sub Campeón Panamericano en 1966, y que participó en las Olimpiadas Mundiales de 1964, 1966, 1968 y 1972 Sin duda contribuyo al avance del ajedrez Nacional. A nosotros nos sirvió mucho. El dio cursos y entreno a varios ajedrecistas en el Comité Olímpico de ese entonces. Durante tres meses



¿Después de sus clases con el Maestro noto usted cambios, avances en su juego?



Sí, por supuesto. El me enseñó un titipuchal de cosas. Sobre todo la actitud del jugador. Que es importantísima para ganar. Yo pasé de ser un jugador de club a analizar mis partidas y preparar líneas contra el rival. Él decía: debe uno ir a ganar, no a pasar el rato. Se debe estar callado, con respeto al contrario pero con ganas de aplastarlo. Rodríguez nos formó. Obviamente no existe un papel que lo diga, pero él fue una guía para nosotros. Además el formó a Nogueiras y otros maestros cubanos de renombre. Fue un acierto traerlo. ¿Ahora, quién entrena a las jóvenes promesas? La Federación le pagaba un sueldo al maestro, por un intercambio. Obviamente maduramos mucho en tres meses por la guía del entrenador y el trabajo en equipo.



¿Quiénes fueron alumnos de este curso con el cubano Jesús Rodríguez?



Jorge Martin del Campo. El mejor alumno de este grupo, era Rolando Anguiano, que por cierto no se hizo Maestro Internacional. Por alguna Razón se retiró. Un alumno más fue Enrique Monroy, que también era excelente, aunque un poco renuente. Creo que estaba mal influenciado por otros jugadores. Otro fue López Michelone y otros dos o tres que no recuerdo. El curso duró como 3 meses. Después algunos nos hospedamos en el comité. Allí ya no estaba Manuel. Creo que su juego era un poco mecánico. Es muy inteligente, pero tiende a cuestionar, y para ser buen alumno debemos obedecer al maestro primero y luego, muy luego, razonar sobre sus enseñanzas Eso le pasó también a Monroy, cuestionaba en lugar de aceptar.



¿Los ajedrecistas se hacen solos?



Jajajaja. Nadie se hace solo. Ni el pintor de brocha gorda o un Físico Nuclear.



La frase de López Michelone es incorrecta. Manuel tomo clases con el Maestro Cubano Jesús Rodríguez en el Comité Olímpico junto con Enrique Monroy, Jorge Martín del Campo, Rolando Anguiano y conmigo cuando teníamos 20 años. El Curso duro tres meses.



Manuel asistió todo el curso, como yo. El aprendió como todos nosotros. Obviamente nadie se hace solo, ni nadie se ha hecho solo nunca. Todos tuvimos maestros. Recuerdo que el maestro Rodríguez nos enseñó bien la variante Sheveningen de la Siciliana, que hasta la fecha juega Jorge Martín del Campo y Manuel López. La Federación le pagaba un sueldo al maestro, por un intercambio. Obviamente maduramos mucho en tres meses por la guía del entrenador y el trabajo en equipo.



¿Mejoro usted después de las clases y el entrenamiento con el Maestro Internacional Jesús Rodriguez .


Sí yo Tenía 1710 de Elo , llegué a más de 2100 en 6 meses, puede ser esto posible. Claro que lo es! Cualquier joven con mediana inteligencia puede subir rápidamente si tiene alguien que lo guíe. Que le enseñe el camino para que no se pierda una y otra vez. Proteger a los jóvenes, llevarlos por el camino correcto. En aquella época los cubanos tenían 4 o 5 MI. Venían a aprender a México. Mírelos ahora. Simplemente arrasan con los premios. Y son 9 millones, nosotros más de 100. Debido a qué? A una palabra: educación

El ajedrez en Cancún

En Cancún hay poco ajedrez. Las asociaciones trabajan la mayoría de las veces individualmente con intereses particulares. Los ajedrecistas conocen poco el trabajo en equipo. Se necesitan entrenadores capacitados. Hay material, solo es necesario ordenarlo. Necesitamos didactas, y menos llaneros solitarios.

¿Sigue usted estudiando?

Me gusta estudiar el ajedrez. Ahora es más fácil con los ordenadores y los programas de análisis.

Cuénteme de su participación en la olimpiada, ¿con quienes participo como fue la elección de los ajedrecistas?



Hubo un torneo selectivo, como ahora. Integramos la selección: Marcel, Hurtado, Russek, González, Ibrahim, e Hilda Acevedo

¿En donde participaron, en qué país?


Salónica, Grecia


Cuénteme de su desempeño en Grecia

Creo que jugué 9 e hice 5, pero no recuerdo muy bien. Tratamos de jugar lo mejor. El capitán fue Jorge Martín del Campo.

¿Después de su regreso que paso? siguió jugando

Jugué un tiempo más, unos 4 años, luego trabaje en los hospitales, soy ingeniero biomédico

A que ajedrecistas admira.

Me gusta el estilo de Spielmann, lo encuentro muy original. Ahora viene Carlsen, con un juego muy parecido a Capablanca,. Es invencible en posiciones simples. Ivanchuck es un enorme talento, pero sumamente nervioso. Aquí deben entrar los psicólogos

¿Actualmente que hace usted por el ajedrez?

Entreno a algunos niños. Trabajamos en Quintana Roo. Les enseño lo que considero correcto. Evito que divaguen y evito al perezoso. Tenemos un club en el Gimnasio Jacinto Canek. No se cobra a menos que se deseen clases especiales. Actualmente hay una niña: Brisa Mena que tal vez de guerra en unos años, nunca se sabe. Estoy gestionando becas para unos los niños ajedrecistas en Playa del Carmen.

¿El ser humano trasciende cuando enseña, cuando comparte sus conocimientos?

Eso es, hay que dejar huella, si no los años vividos son años perdidos. Cuando un niño gana, todos ganamos. Además, alguien tiene que hacerlo, ya que el Estado no lo hace.


Muchas gracias por sus respuestas maestro.



Muchas gracias a usted por la entrevista, espero no haberlo defraudado.

De ninguna manera, le servirá a mucha gente conocer su forma de pensar y saber de aquellos tiempos, que le toco vivir en su juventud.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada