martes, 22 de diciembre de 2015

Un adios a la ANPA




He tomado la decisión, de dejar ser miembro activo en la asociación de padres de ajedrecistas. 


La integración formal de nuestra Asociación se efectuó en Mérida. Los tramites corrieron a cargo del Abogado Luís Ibarra, también socio fundador de ANPA. Esta unión se debió entre otras causas, a que a varios de los campeones infantiles, como juveniles, se les negaba su participación al festival mundial a celebrase en España, teniendo pleno derecho a ello. Decidimos entonces que lucharíamos por proteger los intereses deportivos de nuestros hijos. ¡Y sí que lo hicimos! 

En Irapuato en el año 2001 los socios fundadores:  Lic. Luis Ibarra Camino, Profa. Cecilia Cabañas, Dr. Gabriel Capó, Sra. Esther Rosel, Sra. Magdalena Nájera, Sra. Gabriela Chami, Sr. José Mendoza, Sr. Roberto Centeno, Sra. Guillermina Montejo, Sra. Rosario Barrera de Molina, Ing. Ma. Milagrosa Pérez y la Ing. Lucía Hernández Castillo, dimos a conocer a la ANPA 

Las siglas significan "Asociación Nacional de Padres de Niños y Jóvenes Ajedrecistas, A. C." donde celebramos varias sesiones de trabajo durante el Campeonato Nacional Abierto de Irapuato. Mientras nuestros hijos jugaban en el patio de la presidencia a pleno Sol, alrededor de más de cien padres de familia nos reunimos con el fin de estructurar y difundir los objetivos de la ANPA. Tutelar los derechos de los niños y jóvenes ajedrecistas y apoyarlos en su desarrollo. 

Fue el inicio de los cambios en el ajedrez infantil y juvenil, al tutelar sus derechos. En Irapuato se llevaron a cabo varias mesas de trabajo, con varias temáticas. La aceptación de los padres a integrarse a la ANPA se dio de forma entusiasta y unánime. Nos identificamos. De todos los estados, los padres informaron la misma problemática. En Irapuato se llevaron a cabo varias mesas de trabajo, con varias temáticas. 

El diagnostico fue que nos enfrentábamos al autoritarismo, al absolutismo, al amiguismo, a las argucias, a la desgana y al desinterés por parte de aquella federación. Todo un desastre.

Enumerare una serie de irregularidades que en ese tiempo se cometían y que obligó, a que los padres nos organizáramos: las representaciones internacionales, se otorgaban a los amigos en turno, pisoteando los triunfos y derechos de los verdaderos campeones.

Se entregaban normas y títulos a capricho. No se asistía a todos los eventos internacionales. Se prohibía a ciertos ajedrecistas las representaciones internacionales a las que tenían derecho por esfuerzo propio.

La razón del veto obedecía a que estos valiosos ajedrecistas, fueron críticos del proceder de estos federativos. Se negaba a los jóvenes la posibilidad de asistir al mundial por equipos, en cambio se enviaba a los “dedazos” impidiendo la evolución de los jóvenes.

El rating de los niños y jóvenes ajedrecistas jamás se actualizaba, y sólo se podía obtener, sí los niños asistían a uno de los talleres de ajedrez, via pago, que impartía un entrenador designado, en las oficinas de la vieja federación.

Todas esas condiciones adversas las pudimos cambiar gracias a la unión de los padres .
Hoy el buen amigo A.I Hugo Arroyo actualiza el rating y nos acompaña en las asambleas y explica los padres, todo lo que desean saber sobre el mismo.

Actualmente no se juega un Nacional Abierto, en los patios de las presidencias municipales, de alguna ciudad, como ocurrió en el pasado, ni en los deportivos. Las sedes cambiaron para bien del ajedrez. 


Se negaba el aval a los niños y jóvenes ajedrecistas para su participación en los festivales de Ajedrez , y cuando este se otorgaba, se obligaba a los padres a firmar consentimientos, donde estos se comprometían a no viajar acompañando a sus hijos.

Jamás defendió el Consejo de la Federación, de ese entonces, el destierro de las categorías sub. 18 y sub. 16 de las olimpiadas, que en ese entonces la CONADE decidió de forma unilateral retirar.

Los premios, a los niños de ese entonces, dentro del nacional fueron raquíticos, y se brindaban estímulos a pocos lugares, sino recuerdo mal hasta el sexto. Como ANPA obligamos a que las premiaciones aumentaran en número y en calidad. Hoy, las sedes de los eventos son excelentes, con inmejorables instalaciones. 


Los avales para que los infantiles y juveniles participasen en justas internacionales se consiguieron tras una ardua lucha. Se concedieron en Hermosillo Sonora el año 2002. Obtuvimos que los federativos los avales hasta el sexto lugar de un selectivo. Es decir el campeón acude con los gastos pagados y los cinco restantes lugares, pueden asistir con la anuencia de la FENAMAC a estos eventos internacionales, como jugadores abiertos, pagando sus padres los gastos o en su caso los institutos deportivos, de sus estados. 


Hoy contamos con 10 avales. Hoy los juveniles se ganan su participación en el mundial en los selectivos,  al igual que los ajedrecistas maduros y experimentados. Logramos casi todo lo que nos propusimos. He visto como, de ser 70 padres, que no reuníamos para desayunar o tomar un café, en los torneos nacionales, para discutir los temas de vital importancia para beneficiar a los hijos, logramos a tener una gran afluencia de padres en las asambleas ANPA.

Estoy agradecido con muchas personas que conocí a lo largo de los años, dentro de la familia ajedrecística, a tantos padres, a muchos ajedrecistas, a muchos entrenadores. A todos los árbitros, a los presidentes de asociaciones. A tanta gente dentro del ámbito del ajedrez. Mi agradecimiento por su amistad a todos ellos.


Discutí en la desaparecida pagina "Ajedrez en México y en las redes sociales", con los oponentes, a nuestras metas. Uno que estaba en desacuerdo de que lo jóvenes ajedrecistas participaran en justas selectivas, para ganarse un lugar dentro de las competiciones internacionales, y el otro,  que cada año proclama: No se den avales. Dueño de la frase: ¨Los ajedrecistas se hacen solos”, que intenta impedir que se cuente con entrenadores. 
Nunca rehuí el debate con estos personajes. 

Logramos como padres, tener selectivos y en ocasiones instructores. Es sorprendente que después de tanto luchar, esforzarse, después de haber combatido, y triunfar en contra de tantas injusticias de una federación en contra de  los hijos, aún sigan predicando lo mismo, los mismos personajes , uno, que no se ha cansado de insultar a los padres de ajedrecistas, y al otro que me ofende, por ser de la tercera edad. Ambos con mentalidad rancia, añeja, que siguen siendo piedras y zarzas, en el camino.

Los padres lograron, lo que en ese entonces parecía imposible, una unión de padres defendiendo los intereses deportivos de sus hijos. Todos podemos sentirnos orgullosos, iniciamos lo que se convirto en un hito, un suceso que es un punto de referencia dentro del ajedrez nacional.  Las generaciones de ajedrecistas posteriores, a la de nuestros vástagos, pudieron disfrutar los beneficios, que obtuvimos en nuestro andar.

 La ANPA inicio la primera charla a los padres de ajedrecistas. La plática, llena de conocimientos, estuvo a cargo del Psicólogo Simón Trejo,  al que le envió un fuerte abrazo. 
Hoy las charlas de ANPA a los padres, dentro de los Nacionales Abiertos, son ya una buena costumbre, que apoya la FENAMAC y que imparten diferentes profesionales del ajedrez. 

El Contador Felipe Martínez es uno de los padres perteneciente a la ANPA. Un buen ser humano, buen amigo, que hombro con hombro, ha usado su voz, para lograr avances dentro de nuestro ajedrez. Recuerdo que con él y la Maestra Guadalupe,( Q.E.P.D.) iniciamos con una solicitud la FENAMAC , una campaña, por llenar, una necesidad impostergable, de tener un rating periódicamente actualizado. Meta que conseguimos.

 Como ANPA iniciamos campaña, que la motiva la necesidad de contar con entrenadores al menos para los ajedrecistas que saldrán a representar a México en eventos internacionales. 

Dentro de las asambleas de la ANPA se ha tratado el tema y esta inquietud se le hemos saber a la Federación de ajedrez. El tópico también lo abrimos en Facebook. Como ANPA dimos a conocer sobre los campamentos y clases on line con dos Grandes Maestros mexicanos para los seleccionados juveniles.

La gran mayoría de padres intentan el progreso y avance de sus hijos en lo que respecta al conocimiento y entrenamiento del ajedrez. Existen numerosos ejemplos de padres que organizan clubes y contratan a los entrenadores. Un bello ejemplo de solidaridad con los hijos y con el desarrollo de los ajedrecistas, se da en Durango. 

En este lugar existe el Club Aladino de ajedrez, cuyos fundadores son los padres de Angel Iván Quiroga Jáquez y que han mantenido contra viento y marea la calidad de la enseñanza dentro del club, además de realizar numerosos torneos. La mamá de Ángel además en las a asambleas ANPA es un ser inquieto, preocupado por realizar acciones que mejoren, el entorno del ajedrez infantil y juvenil. 

Es una voz más de los padres, que cuestiona, que propone, que formula, que expone problemas y soluciones. Muchas de las veces apoya en la asamblea, como secretario, que agenda las propuestas de los padres, para posteriormente dentro de la misma junta, dárselas a conocer al Consejo de la FENAMAC. Mi agradecimiento a los padres de Ángel por su amistad y su humanidad.


Durante estos años, me he involucrado activamente por mejorar las cosas. Con arrojo, con voluntad de cambio, luchamos contra corriente, y conseguimos deshacer agravios cometidos en contra de niños y jóvenes ajedrecistas. Organizamos las asambleas, entre nosotros, hablamos todos los padres, integramos en las asambleas agendas, las debatimos. Para que después, cada uno de los puntos que los padres aprobaron de forma democrática, el secretario en turno, lo hiciera del conocimiento, del Presidente de la Federación, quien acudía a enterarse de nuestros reclamos.

Así, la problemática de cada padre, de cada región de la republica, se analizó y se propusieron soluciones. También se organizaron las actividades de ANPA dentro del Nacional Abierto, como charlas, conferencias, etc..


La ANPA no está incondicionalmente con la FENAMAC pero tampoco, esta en su contra porque sí. Consideramos que su Consejo, ha procurado respetar los derechos obtenidos en nuestra lucha contra la resistencia a los cambios, de la antigua federación.

En este espacio quiero reconocer a Raúl Hernández presidente de la FENAMAC quien  siempre se comporto amable, inteligente, dispuesto a escuchar y que se presentó a cada una de las asambleas ANPA , que nos brindó las instalaciones para efectuar las sambleas. 

Registramos que Raúl, atendió, nuestras solicitudes, nos ha escuchado de forma pública, atenta. Hemos tenido desacuerdos , pero siempre hemos encontrado salidas a un problema. Hemos podido hablar civilizadamente y solucionar las controversias, en bien de los niños.

He presenciado, a los padres (comprometidos con los entrenamientos de sus hijos) que felicitan, aprecian y aplauden a sus hijos en sus triunfos. Para constarlo habría que ver todas las fotos ANPA (
http://fotosanpa.blogspot.mx)  Las fotos ANPA son la memoria de un tiempo de lucha, de logros, y de personajes y rostros de toda la familia ajedrecística. https://www.flickr.com/photos/anpapickies/albums

Me han tachado de iluso por pensar que una federación de ajedrez, así como los presidentes de asociaciones, tiene el compromiso de promover el ajedrez, por ser su función y su razón de ser. 

A todos los niños que son parte de una institución, con la obligación de fomentar el ajedrez, se les debe dar clases, contar con un entrenador, para progresar, con el apoyo de los institutos del deporte. 


Como socio fundador de la ANPA estoy complacido, con los beneficios, que trajo nuestra unión a los niños y jóvenes ajedrecistas. Los tiempos que se avecinan para el ajedrez, no serán buenos. El recorte del presupuesto,  afectara al ajedrez, el cual corre un gran peligro, de ser retirado de las olimpiadas. 

Atañerá a otros, con más fuerzas, defender lo conseguido... reinventarse para los tiempos de tormenta que se entrevén. Les deseo la mejor de las suertes.



De vez en vez, tomaré fotos y las publicaré. Desde luego seguiré escribiendo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada